Soluciones tecnológicas para cambiar…

La energía del cambio

Soluciones tecnológicas para cambiar…

Retos del cambio climático en los países emergentes

Compartir

Una vez que Estados Unidos, China y Europa han mostrado su compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, le toca ahora el turno a las economías emergentes en su conjunto. La clave estará en saber el papel que jugarán, sobre todo países como Brasil, India, Sudáfrica, Turquía o México.

La división entre países industrializados y en vías de desarrollo que ya ha marcado varias cumbres anteriores sobre el cambio climático ha quedado atrás. Sobre todo porque China, uno de los países que más contaminan la atmósfera con gases de efecto invernadero junto con Estados Unidos , ya ha previsto reducir sus emisiones a partir de 2030. Según los datos del Banco Mundial y según los últimos datos disponibles, China es el país más contaminante, seguido de Estados Unidos y la India. En cambio para el índice de toneladas de CO2 emitidas per cápita, el valor de Estados Unidos es mucho mayor que el de China, siendo el país más contaminante per cápita, Catar seguido de Trinidad y Tobago y de Kuwait.

Cambio climatico en los países emergentes
Ahora queda saber qué harán economías emergentes como las de Brasil, India, Sudáfrica, Turquía o México, que crecen a buen ritmo y que deben dejar clara su apuesta de reducción de CO2 de cara a la próxima cumbre de París.

Estados Unidos y China han advertido a los países emergentes que su colaboración es fundamental en la lucha contra el cambio climático.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, hacía un llamamiento el pasado mes de febrero para que los denominados países BASIC (son Brasil, Sudáfrica, India y China; este grupo fue formado en un acuerdo en 2009 y su objetivo era actuar de manera coordinada la Cumbre contra el cambio climático celebrada en Copenhague), no cometieran los errores del pasado (Kioto y cumbre de Copenhague) y admitieran el compromiso de París como el inicio de una nueva etapa. Y hasta en el World Economic Forum de este año, el responsable del Gobierno chino sobre el cambio climático, Jou Zi, publicaba un artículo para reafirmar el compromiso de China y hacer hincapié en la necesidad de que el resto de países emergentes, causantes de un tercio de la contaminación mundial, se comprometieran también en ese proceso.

Los movimientos de la ONU hacia India en busca de un acuerdo y las inversiones que países como Sudáfrica han realizado en centrales termosolares, como las tres plantas que Abengoa ha desarrollado en ese país, son datos que hacen creer en un apoyo sin fisuras de los emergentes al acuerdo global. Salvado el escollo de China, una de las claves que hay que resolver para este grupo de economías en desarrollo es el pago y el reparto de los fondos que deben financiar la lucha contra el cambio climático a partir de París. Se pretende contar con 100.000 millones de dólares al año, pero también, que esa suma sea aportada en su mayoría por quienes más contaminan y más desarrollo tienen, es decir, los países industrializados. El propio dirigente chino Jou Zi advertía que del reparto de ese dinero y la transferencia tecnológica a que se comprometan los países más avanzados dependerá el éxito de la cumbre de París.

El reparto de los fondos para el cambio climático y la transferencia tecnológica que se decidan en la cumbre de París serán básicos para un acuerdo con las economías emergentes.

Mientras todo eso ocurre, a lo largo del año se deben ir conociendo los compromisos concretos de reducción de emisiones de cada país, tal y como se estableció en la cumbre de Lima. Como indicativo positivo, una aseguradora internacional acaba de publicar una encuesta en la que afirma que los países emergentes son los más interesados en la lucha contra la contaminación y el deterioro de la capa de ozono, aunque menos positivas son las perspectivas económicas que la ONU predice para estos mismos países emergentes, contando con la desaceleración del crecimiento chino, no son tan halagüeñas como en estos años atrás. Todo está por ver.

María Elena Fernández Ibáñez, Directora gerente de Zeroemissions.

María Elena Fernández Ibáñez,
Directora gerente de Zeroemissions.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Abengoa asegura la confidencialidad de los datos aportados por usted a través del presente formulario y cuya finalidad es solo responder las consultas realizadas por usted. Asimismo Abengoa garantiza que en ningún caso serán cedidos sus datos a terceros. En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (2016/679), Abengoa le informa que podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación remitiendo un escrito identificado con la referencia "Protección de Datos", en el que se concrete su solicitud y al que acompañe fotocopia de su Documento Nacional de Identidad, dirigido a lopd@abengoa.com o a abengoa@abengoa.com.

Asimismo puede dirigirse al DPO "Data Protection Officer" de la Compañía para aclarar cualquier duda que le surja en el ámbito del tratamiento de sus datos personales.

Abengoa S.A. es la empresa responsable del tratamiento de tus datos personales, y tiene su domicilio en el Campus Palmas Altas, Calle Energía Solar 1, 41014 de Sevilla, España.

Posts más leídos