Soluciones tecnológicas para cambiar…

La energía del cambio

Soluciones tecnológicas para cambiar…

Quinto aniversario del Acuerdo de París

Compartir

Se han cumplido cinco años desde la adopción del Acuerdo de París, el primer tratado universal de lucha contra el cambio climático. Esto ha ocurrido en un 2020 que, pese a que la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 ha conllevado una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) sin precedentes, no ha sido suficiente para reducir las señales de crisis climática.

Paris – France

Ya han pasado cinco años desde que se firmara el llamado Acuerdo de París, mediante el que representantes de 195 países alcanzaban un compromiso general  y sin precedentes para frenar el calentamiento global. Este acuerdo supuso un cambio de orientación en las negociaciones internacionales, definiendo un proceso basado en la responsabilidad y el compromiso voluntario, yendo más allá de la aceptación de las medidas establecidas por los paneles científicos.

En estos últimos años, lamentablemente se han producido hechos que han supuesto grandes contratiempos y que han acabado ralentizado el avance de las negociaciones. Tal es el caso de la retirada de Estados Unidos del acuerdo, hecho que, aunque ningún otro país hizo lo mismo, supuso un gran revés para el esfuerzo mundial por combatir el cambio climático. Afortunadamente, la nueva administración estadounidense ha revertido esta situación.

En los últimos cinco años, coincidiendo con el quinto aniversario del Acuerdo de París, las temperaturas se han incrementado 1,2ºC por encima de los promedios industriales.

La pérdida general de impulso en estos cinco años ha permitido que las temperaturas se hayan incrementado en 1,2 grados centígrados por encima de los promedios preindustriales, y hay un 20 % de probabilidades de que llegue al umbral de 1,5ºC en 2024 según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Los efectos adversos de este calentamiento planetario ahora se están haciendo visibles en todo el mundo, con incendios forestales, inundaciones, sequías y huracanes que tienen un gran impacto en las vidas y los medios de subsistencia de la gente.

Las medidas de restricción para frenar el contagio de SARS-CoV-2 han provocado que las emisiones de CO2 procedentes de fuentes fósiles se hayan reducido en un 7 % en comparación con 2019, aproximadamente 2.400 millones de toneladas no emitidas.

Sin embargo, la concentración de CO2 en la atmósfera, que alcanzó 410 partes por millón (ppm) en 2019, continuó aumentando en 2020, en aproximadamente 2,5 ppm, de acuerdo al boletín de diciembre de 4C Carbon Outlook. Aunque haya habido reducción de emisiones antropogénicas, éstas han seguido siendo significativas, por lo que los niveles atmosféricos han seguido aumentando.

La recuperación de la pandemia presenta una oportunidad para reorientar las políticas económicas de los países en una senda verde alineada con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

A pesar de todo, la humanidad no está condenada al fracaso. La recuperación de la pandemia presenta una oportunidad para reorientar las políticas económicas de los países en una senda verde alineada con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En este sentido, en abril de 2020 se firmó el European alliance for a Green Recovery, un compromiso conjunto para impulsar soluciones ecológicas y sostenibles en la estrategia de la Unión Europea para la recuperación tras la crisis sanitaria causada por el coronavirus, con el objetivo de preparar las economías nacionales para el mundo del mañana, tal y como recoge el manifiesto de dicha iniciativa. La recuperación de la crisis del coronavirus debe servir para combatir el cambio climático, rediseñar la economía y reimaginar el futuro.

Pero la alianza europea es sólo un primer paso. Es necesario construir estrategias sólidas que prescindan de los combustibles fósiles y que éstas se reflejen en revisiones reforzadas de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional de los signatarios del Acuerdo de París.

La ONU está centrando sus esfuerzos en construir una coalición global para la neutralidad del carbono que ya cuenta con el apoyo de la Unión Europea y más de 110 naciones.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se centrará en el presente año 2021 en construir una coalición global para la neutralidad de carbono. Esta alianza global cuenta ya con el compromiso de la Unión Europea, el Reino Unido, Japón, Corea del Sur y más de 110 naciones.

Para que esta iniciativa tenga éxito, es vital que el sector privado juegue un papel protagonista, alineándose con la comunidad internacional en aras de asegurar el cumplimiento del compromiso mundial de acción climática. En este sentido, es necesario que las empresas establezcan estrategias para impulsar las energías renovables en detrimento de las fósiles, reduciendo sus emisiones de CO2 a la atmósfera a través de medidas de eficiencia, potenciando la digitalización, el trabajo flexible y el teletrabajo.

Según palabras de Antonio Guterres, Secretario General de la ONU, ‘la respuesta  global apropiada es una transformación de la economía mundial, accionando el “interruptor verde” y construyendo un sistema sostenible impulsado por energías renovables, empleos verdes y un futuro resiliente.’

Pablo Collazo,
responsable de Sostenibilidad Ambiental en Abengoa.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Abengoa asegura la confidencialidad de los datos aportados por usted a través del presente formulario y cuya finalidad es solo responder las consultas realizadas por usted. Asimismo Abengoa garantiza que en ningún caso serán cedidos sus datos a terceros. En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (2016/679), Abengoa le informa que podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación remitiendo un escrito identificado con la referencia "Protección de Datos", en el que se concrete su solicitud y al que acompañe fotocopia de su Documento Nacional de Identidad, dirigido a lopd@abengoa.com o a abengoa@abengoa.com.

Asimismo puede dirigirse al DPO "Data Protection Officer" de la Compañía para aclarar cualquier duda que le surja en el ámbito del tratamiento de sus datos personales.

Abengoa S.A. es la empresa responsable del tratamiento de tus datos personales, y tiene su domicilio en el Campus Palmas Altas, Calle Energía Solar 1, 41014 de Sevilla, España.

Posts más leídos