Soluciones tecnológicas para cambiar…

La energía del cambio

Soluciones tecnológicas para cambiar…

París 2015: un acuerdo histórico

Compartir

El Acuerdo de París”. Así ha sido bautizado el texto común acordado por los representantes de los 195 países que han participado en la Cumbre del Clima 2015, conocida también como Conferencia de las Partes (COP21), celebrada en la capital francesa y donde se ha alcanzado un compromiso general para frenar el calentamiento global, aunque sin cuotas ni directrices exactas.

Paris_interior

Los 195 países se han comprometido a alcanzar un acuerdo para limitar el aumento de la temperatura durante el siglo XXI a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, manteniendo el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C, el límite establecido como crítico.

Nunca antes había sucedido -ni siquiera con el Protocolo de Kyoto-, que todos los asistentes rubricaran un acuerdo de estas características. Incluso China y Estados Unidos, responsables del 45 % de las emisiones, se han comprometido.

La creación de un fondo de 100.000 millones de dólares servirá para apoyar a los países en vías de desarrollo a aplicar políticas y acciones que garanticen el cumplimiento del acuerdo.

Entre los grandes logros del Acuerdo de París, destaca el compromiso de reducir las emisiones antes de 2020 gracias a la creación de un fondo de 100.000 millones de dólares que los países desarrollados deberán poner en marcha antes de esta fecha, y que deberá ser revisado al alza antes de 2025. El fondo también servirá para apoyar a los países en vías de desarrollo a aplicar políticas y acciones que garanticen el cumplimiento del acuerdo.

El otro punto fuerte a este respecto es que el compromiso alcanzado deberá ser vinculante, lo que supone la aprobación de leyes por parte de los distintos órganos legislativos de los países participantes en la cumbre que aseguren un aprovechamiento sostenible de nuestros recursos.

Sin embargo, el hecho de alcanzar un acuerdo a gran escala como el ahora vigente supone una renuncia por parte de las naciones más exigentes en esta materia, lo que hace que el acuerdo tenga ciertas sombras. Por ejemplo, y aunque el texto acordado habla de la necesidad de limitar el calentamiento global, lo cierto es que no se marca la senda acerca de cómo conseguirlo, y se deja en manos de los diferentes países crear su propia normativa.

Además, a diferencia de lo que se decía en los anteriores borradores, el texto final no habla de descarbonización de la economía o de neutralizar el carbono, lo que deja en el aire las reivindicaciones de los grupos ecologistas y los movimientos verdes.

El acuerdo supone una base para avanzar en el camino de la sostenibilidad del planeta a través de políticas respetuosas con el medioambiente y la promoción del uso de las energías limpias.

No obstante, los halagos no dejan de cruzarse entre todos los participantes, ya sean organismos públicos, organizaciones medioambientales o incluso la industria. El acuerdo supone una base para avanzar en el camino de la sostenibilidad del planeta a través de políticas respetuosas con el medioambiente y la promoción del uso de las energías limpias, algo en lo que compañías como Abengoa tienen mucho que decir.

El resultado de esta cumbre es, pese a los matices, positivo. Se trata de la primera vez que todos los asistentes perciben la necesidad de avanzar en el desarrollo de medidas que frenen el cambio climático, ya que el planeta es de todos y su conservación depende por lo tanto de todos. Así pues, el Acuerdo de París (#ParisAgreement) es un hito histórico.

Álvaro Gárriz Oyarzun, responsable de comunicación y RSC de Abeinsa EPC

Álvaro Gárriz Oyarzun, responsable de Comunicación y RSC del área de ejecución de Abengoa Abeinsa.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Abengoa asegura la confidencialidad de los datos aportados por usted a través del presente formulario y cuya finalidad es solo responder las consultas realizadas por usted. Asimismo Abengoa garantiza que en ningún caso serán cedidos sus datos a terceros. En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (2016/679), Abengoa le informa que podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación remitiendo un escrito identificado con la referencia "Protección de Datos", en el que se concrete su solicitud y al que acompañe fotocopia de su Documento Nacional de Identidad, dirigido a lopd@abengoa.com o a abengoa@abengoa.com.

Asimismo puede dirigirse al DPO "Data Protection Officer" de la Compañía para aclarar cualquier duda que le surja en el ámbito del tratamiento de sus datos personales.

Abengoa S.A. es la empresa responsable del tratamiento de tus datos personales, y tiene su domicilio en el Campus Palmas Altas, Calle Energía Solar 1, 41014 de Sevilla, España.

Posts más leídos