Soluciones tecnológicas para cambiar…

La energía del cambio

Soluciones tecnológicas para cambiar…

Día Internacional de la Capa de Ozono: 32 años de recuperación

Compartir

El 16 de septiembre de este año se han conmemorado las más de tres décadas de cooperación internacional para la recuperación de la capa de ozono, el principal mecanismo de protección contra los efectos nocivos de la radiación solar.

Hace ya 25 años que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 16 de septiembre el “Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono”, en conmemoración a la firma del Protocolo de Montreal sobre sustancias que agotan la capa de ozono.

Este día constituye un impulso para alentar a los gobiernos, las empresas y la sociedad a la participación en acciones orientadas hacia el cumplimiento de los objetivos de este protocolo de 1987, que exigía a los países la protección de la capa de ozono a través de la eliminación y el control de la producción y uso de más de 100 sustancias químicas nocivas.

Este protocolo tuvo su origen a partir del descubrimiento de que el uso de compuestos clorofluorocarbonados (CFC) y otras sustancias utilizadas mayoritariamente en aerosoles y sistemas de climatización y refrigeración provocaban la destrucción de la capa de ozono, que actúa como filtro protector absorbiendo radiaciones nocivas y de alta energía que llegan a la Tierra.

Este año celebramos 32 años del compromiso global por la restitución de la capa de ozono, tiempo en el que se ha eliminado el 99 % de productos químicos que la deterioran.

El lema de este año es “32 años de recuperación” y celebra los años de cooperación internacional en aras de restituir la capa de ozono, contribuyendo así a la preservación de la vida en el planeta. En estos años se ha eliminado el 99 % de los productos químicos que deterioran la capa de ozono.

Asimismo, las medidas tomadas para proteger la capa de ozono han tenido un efecto colateral sobre el cambio climático, ya que se ha logrado evitar en torno a 135.000 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono entre 1990 y 2010. En esta línea, el 1 de enero de 2019 entró en vigor la Enmienda de Kigali, cuyo objetivo principal es la eliminación progresiva de los hidrofluorocarbonos (HFC), compuestos inicialmente promovidos por el protocolo de Montreal como alternativa a los CFC y que, si bien no amenazan la capa de ozono, tienen un elevado potencial de calentamiento global, muy superior al del dióxido de carbono.

La Organización de las Naciones Unidas indica que la capa de ozono podría estar recuperada por completo en el 2060.

Según los últimos estudios de la ONU sobre la reducción de la capa de ozono, se ha recuperado a una tasa del 1 al 3 % desde el inicio del siglo. Siguiendo la tendencia actual, se espera que la capa de ozono se recupere por completo para 2060. La NASA, a través de su página web, pone a disposición de los usuarios la Ozone Watch, desde la que puedes hacer un seguimiento del estado actual de la capa de ozono.

Parece evidente que los datos son esperanzadores, pero es vital mantenernos alerta y evitar retrocesos como el denunciado por un artículo de la revista Nature del pasado 22 de mayo, en el que se publicaba un incremento de emisiones de CFC-11 en las provincias de Shandong and Hebei (China), muy probablemente por procesos productivos no regulados.

Es preciso continuar trabajando en reforzar los regímenes legislativos de todos los países para garantizar la no utilización de sustancias destructoras del ozono, ya que, actividades ilícitas como la detectada en China, implican una ralentización significativa en la recuperación de la capa de ozono, atentando directamente contra el medioambiente y la salud, tanto de las generaciones actuales como de las futuras. Todos y cada uno de nosotros tenemos responsabilidad en este asunto y es nuestro deber hacer lo que esté a nuestro alcance para conseguir la recuperación completa de la capa de ozono.

Pablo Collazo Sánchez, responsable de Sostenibilidad Ambiental en Abengoa.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Abengoa asegura la confidencialidad de los datos aportados por usted a través del presente formulario y cuya finalidad es solo responder las consultas realizadas por usted. Asimismo Abengoa garantiza que en ningún caso serán cedidos sus datos a terceros. En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal y en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (2016/679), Abengoa le informa que podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, portabilidad y limitación remitiendo un escrito identificado con la referencia "Protección de Datos", en el que se concrete su solicitud y al que acompañe fotocopia de su Documento Nacional de Identidad, dirigido a lopd@abengoa.com o a abengoa@abengoa.com.

Asimismo puede dirigirse al DPO "Data Protection Officer" de la Compañía para aclarar cualquier duda que le surja en el ámbito del tratamiento de sus datos personales.

Abengoa S.A. es la empresa responsable del tratamiento de tus datos personales, y tiene su domicilio en el Campus Palmas Altas, Calle Energía Solar 1, 41014 de Sevilla, España.

Posts más leídos