Soluciones tecnológicas para cambiar…

La energía del cambio

Soluciones tecnológicas para cambiar…

¡Cuesta respirar!

Compartir

Parece una escena de una de las llamadas “disaster movie”: el tráfico aéreo, marítimo y transporte se cierran; las escuelas y fábricas están vacías; los inspectores del gobierno patrullan las calles mientras las cimas de los edificios desaparecen de la vista y los ciudadanos caminan con máscaras. ¿La razón? Niebla tóxica.

Foto interior

En el momento de escribir este artículo, la ciudad de Pekín sufría un episodio de contaminación atmosférica extrema y los 22 millones de habitantes de la ciudad debían permanecer en el interior de sus casas. Según Chinese Environmental News, una publicación oficial del Ministerio de Protección Ambiental, a pesar de las medidas de emergencia implementadas, la concentración de “smog” o niebla tóxica estaba aumentando en varias zonas y hasta 24 ciudades se vieron obligadas a emitir alertas rojas.

Como ejemplo, solo tenemos que tomar la zona productora de acero de Tangshan. Recientemente, en la ciudad de Hebei, el índice de calidad del aire (Air Quality Index – AQI) alcanzó 578, teniendo en cuenta que las alertas rojas se emiten cuando se espera que el AQI supere los 200 durante más de cuatro días. Las concentraciones peligrosas de partículas conocidas como PM2,5 fueron también más de 30 veces superiores al límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Esta peligrosa tendencia contaminante se está volviendo cada vez más común en otras ciudades de todo el mundo y no pasa un día sin que leamos sobre alarmantes niveles de contaminación atmosférica en París, Londres o Madrid. Esto ha llevado a que recientemente se use para describir el fenómeno la palabra “Airpocalypse“(algo así como aire apocalíptico), lo que refuta la afirmación de que la contaminación del aire es generalmente un problema solo para las naciones industrializadas. Un reciente informe de Oxfam lo resume claramente: “La mitad de las emisiones de carbono del mundo son producidas por el 10 % más rico del mundo, mientras que la mitad más pobre – 3.500 millones de personas – son responsables solo del 10 %”.

” Más de dos millones de personas murieron el año pasado como consecuencia de la contaminación.

La Semana de Concientización sobre la Calidad del Aire (celebrada en mayo de 2016) y Planes de Acción sobre la Calidad del Aire están siendo elaborados por autoridades locales e, incluso los departamentos de medioambiente de muchos países europeos, están abordando la importancia de la calidad del aire en los currículos escolares, con el objetivo de aumentar la conciencia de los peligros del aire sucio que estamos respirando. Una de las iniciativas a destacar es el Informe Plume Air, una plataforma avanzada de predicción atmosférica y contaminación que, al igual que una previsión meteorológica, proporciona información sobre los niveles de contaminación y contaminantes en más de 200 ciudades a nivel mundial. La empresa detrás del proyecto ha descrito sus objetivos como “hacer el aire más transparente, ayudar a las personas a mejorar su salud ambiental y permitir que las ciudades y las empresas para construir productos, políticas y servicios más limpios.” Compruebe los niveles en la ciudad más cercana a usted y ¡descargue la aplicación!

Uno de los llamados “productos limpios”, que fue lanzado en el sector privado a finales de 2016, es obra de un diseñador holandés llamado Daan Roosegaarde, que ha unido sus esfuerzos para tratar de luchar contra el cambio climático a través de una “torre libre de smog”. Se trata de una torre de siete metros que purifica el aire como si fuera un tradicional purificador de aspecto normal. Atrapa la niebla tóxica y las partículas contaminantes en sus filtros, los elimina con una descarga eléctrica, expulsa el aire limpio y luego, con los restos que se quedan en el interior, hace la joyas.

¿Cómo? ¿Has dicho joyas? Sí, bonitos y pequeños anillos libres de contaminación.

Tras realizar varias pruebas en Rotterdam, la compañía anunció que había logrado limpiar el nivel de aire circundante en un 70 %, purificando hasta 30.000 m3 de aire cada hora. Solo el tiempo dirá si inventos como éste son llevados a la prácitca por por otras ciudades y si realmente contribuirán a hacer mejor y más limpia a nuestras vidas.

” Recientes aplicaciones innovadoras y e iniciativas como en la torre libre de contaminación y el Air Plume Report están aumentando la conciencia e incluso limpiando el aire que respiramos.

Y a medida que avancemos en 2017, veremos cuánto tiempo más partes del norte de China siguen ahogándose bajo una manta de niebla espesa. Para su crédito, Greenpeace recientemente elogió al gobierno chino por “tomar la contaminación del aire en serio”. Sin embargo, el reciente “Airpocalypse” es la evidencia de que aún queda mucho por hacer.

Desde 2005, el país se ha convertido en el principal emisor de gases de efecto invernadero del mundo, produciendo más de una cuarta parte de las emisiones anuales del planeta. Es muy fácil culpar a alguien y exigir reformas más ecológicas. No obstante, no podemos olvidar China es el gigante manufacturero del mundo y una de las razones por las que las emisiones del país están saliendo de control es porque está haciendo los productos que todos queremos comprar. Un artículo señalaba recientemente: “…Si tenemos ropa y productos con una etiqueta”Made in China”, también somos responsables de una parte de la contaminación del país”.

Irónicamente, lo que hacemos aquí, si estamos leyendo esto en Europa, a miles de kilómetros de China, puede incluso afectar la calidad del aire que están respirando allí.

Andrew Dow, departamento de comunicación de Abengoa.

Andrew Dow, departamento de comunicación de Abengoa.

¿Quieres saber más? Pregunta a nuestros expertos.
ask your questionHaz tu pregunta

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Posts más leídos